Etiqueta: Amazonía

¡Las mejores vacaciones en la Amazonia!

¡Las mejores vacaciones en la Amazonia!

Envuelta en rumores de cabezas reducidas, anacondas devoradoras de hombres y dardos de cerbatana con punta envenenada, la sola mención de la palabra “Amazonia” evoca imágenes aterradoras, incluso en los viajeros más atrevidos.

Pero más allá de todo el misterio y el mito, la Amazonia ecuatoriana es dueña de uno de los lugares más amigables para la exploración de este último milagro indomable de la naturaleza: la Reserva Natural Yasuní.

Situada en el noreste de Ecuador, esta reserva protegida está a la distancia de un vuelo corto de 40 minutos desde la cosmopolita de Quito, capital ecuatoriana, o a un muy manejable recorrido de cuatro horas y media, por tierra.

Su gran extensión -que supera en tamaño al Parque Nacional del Gran Cañón y al Parque Nacional de Yellowstone en los EE.UU. – cubre casi 2.400.000 hectáreas con exuberante selva tropical.

Formando una especie de cabeza de caimán, con sus enormes fauces abiertas, esta reserva natural está limitada por dos majestuosos ríos que alimentan al legendario Amazonas.

Lo que usted descubrirá en el Yasuní
Extraordinaria biodiversidad: El Yasuní es, posiblemente, el lugar más biodiverso en la tierra. Allí, el viajero amante de la aventura despertará antes de que amanezca con un coro de pájaros, los rugidos guturales de los monos aulladores y los chillidos de los monos ardilla, que saltan de rama en rama.

Al explorar la selva tropical o apreciar los bosques desde la torre de observación de su casa de campo, todas las estadísticas abstractas acerca de “mega- biodiversidad” del Yasuni cobrarán vida frente a usted. A partir de ahí, será capaz de descubrir por sí mismo, sobre el dosel del bosque primario, muchas de las 596 especies de aves de la reserva (un tercio de todas las que habitan la Amazonía).

Del mismo modo, mientras rema en su canoa, a través de arroyos de aguas negras y lagunas, se dará cuenta de que, a pesar del parque que cubre solo el 15 % de toda la cuenca del Amazonas, la reserva Yasuní es el hogar de aproximadamente un tercio de las especies de anfibios y reptiles del Amazonas. De hecho, la laberíntica reserva de ríos, lagos, arroyos y pantanos es el hogar de una cifra record de 250 tipos de anfibios y reptiles, mientras que la diversidad de peces consta de 382 especies conocidas. No se olvide de nuestros amigos acuáticos de sangre caliente, como las nutrias gigantes (¡hasta siete pies de largo!). Usted podrá recorrer lugares increíbles en este auténtico Jardín del Edén.

Asentamientos indígenas: La riqueza de la selva del Yasuní no se expresa sólo en su vida vegetal y animal. La selva está llena de una mezcla increíble de diferentes culturas indígenas, cada una con su propia lengua, historia, mitología y cultura.

Contados en unos pocos miles, los Huaorani (WAO) –cuyo nombre significa “humano” o “gente”- son los amos de este universo selvático. Mientras muchos de ellos permanecen aislados de la “civilización”, otros han estado en contacto con el mundo occidental durante décadas. Un viaje al Yasuní ofrece la oportunidad de conocer e interactuar con ellos, para aprender sobre su cultura y sus formas de vida en la selva amazónica.

!Haz que la aventura suceda!

El viaje: Para llegar al Yasuní, un touroperador especializado puede organizar su vuelo en un avión, desde Quito hasta la ciudad de Francisco de Orellana (conocida localmente como “Coca”), en el río Napo. Si se hospeda en un hotel de selva o lodge, tendrá que abordar una gran canoa de motor cubierta, y realizar un viaje de dos horas por el río.

Desde allí, los huéspedes suelen cambiarse a canoas más pequeñas, para remar por las calas de aguas negras hacia su casa de campo o lodge (el transporte motorizado no está permitido en estas calas, para no perturbar la vida silvestre). El viaje puede tomar de una a tres horas, lo que da tiempo a los visitantes parea observar nutrias de río, lechuzas, martines pescadores, hoatzins, jacamars , halcones y monos en el camino.

Lodges / Barcas: Los viajeros al Yasuní pueden experimentar un fragmento de la increíble biodiversidad de esta región, ya sea al alojarse en uno de los hoteles de la selva, a lo largo del río Napo, o al realizar un viaje a bordo de alguno de los barcos de lujo que navegan a lo largo de los afluentes importantes del río Amazonas.

Los lodges ofrecen una gama de alojamientos con diferentes grados de comodidad y acceso a los principales lugares de vida silvestre. Estos alojamientos ofrecen, generalmente, cabañas privadas, cada una con baño con agua caliente, luces eléctricas, ventiladores de techo, ventanas con mosquiteros y mosquiteros para las camas. No son los lugares más elegantes para hospedarse, pero por lo general son bastante cómodos.

Muchos de estos alojamientos en la selva son de propiedad y operados por las comunidades indígenas locales. Al alojarse en uno de estos refugios, los visitantes ayudan a promover el “turismo comunitario”, en el marco de un enfoque práctico para salvar la selva tropical y mantener a las comunidades amazónicas locales.

Otra alternativa, para aquellos que deseen explorar profundamente en el Amazonas, con todas las comodidades del hogar, son los cruceros de servicio completo, a bordo de modernas embarcaciones. Allí, los huéspedes flotantes pueden dormir con la comodidad del aire acondicionado y tomar el sol en la cubierta de su barco.

Actividades
Durante la visita al Yasuní, su curiosidad y energía conducirán las actividades de cada día. Las opciones incluyen caminatas por la selva, observación de aves, pesca de pirañas, safaris fotográficos, visitas culturales a comunidades indígenas, navegación por los ríos en canoa, balsa, kayak o incluso tubing.

Aquellos que prefieren relajarse después de un día lleno de aventuras en la selva amazónica del Yasuní, pueden encontrar una hamaca y un buen libro en su lodge o en su barco, y descansar absorbiendo la energía única que la selva tiene para ofrecer.

La noche en el Yasuní alberga innumerables experiencias exclusivas para estas horas de luna. Una de las favoritas de los viajeros son los safaris con linternas, en busca de los habitantes nocturnos más tímidos de la selva: caimanes, arañas, serpientes y sapos, por nombrar sólo algunos. También es posible mirar las estrellas y disfrutar de la vista ecuatorial única de los hemisferios sur y norte, con millones de estrellas radiantes, lejos de las luces de la civilización.

¿El veredicto?
Entonces, ¿es todo esto realmente factible? Muchos querrán atestiguar el hecho un viaje al Amazonas no solo puede lograrse de manera segura y asequible, sino que una incursión al Yasuní puede ser una de las experiencias más fascinantes en la vida de una persona.

6 destinos para Lunas de Miel inolvidables en Sudamérica

6 destinos para Lunas de Miel inolvidables en Sudamérica

Su luna de miel es la oportunidad perfecta para que usted y su pareja profundicen sus lazos, en el momento de iniciar su vida juntos. Para ayudarlos a usted y su esposo/a a vivir una experiencia inolvidable en su primera escapada como matrimonio, hemos elaborado una lista de seis (6) de los destinos más memorables, románticos y exóticos para pasar la Luna de Miel en Sudamérica.

Estos son los mejores resorts para Lunas de Miel; lugares llenos de romance, en donde encontrará innumerables maneras de disfrutar el tiempo juntos. Son lugares en los que se puede disfrutar de suites de lujo, viajar en cruceros bañados por el sol, compartir una cena íntima bajo la luz de las velas, así como pasear de la mano por las prístinas playas de arena blanca o disfrutar de detalles para dos, en medio de un rico entorno tropical.

¿Pero dónde están esos destinos? Quizás le sorprenda saber que todos ellos se encuentran en la pequeña nación sudamericana de Ecuador (en sus regiones andinas y amazónicas, así como en las islas Galápagos). Aquí usted podrá descubrir unos destinos románticos incomparables, que quedarán grabados en su memoria para siempre.

!Que comience la luna de miel!

LAS ISLAS GALÁPAGOS

Una luna de miel de fantasía podrá vivirla en las Islas Galápagos, un lugar en el que encontrará brillantes aguas cristalinas llenas de leones marinos curiosos, tierras pintorescas con fauna exótica, y lujosos alojamientos caracterizados por su estilo y absoluto confort. Por eso no sorprende que el archipiélago haya sido recientemente nominado como “Leading Travel Destination” (Destino Líder de Viajes) en Sudamérica, para el 2016, por el World Travel Awards. Para Lunas de Miel en las Islas Galápagos, tenemos dos sugerencias de alojamiento: uno basado en tierra y el otro, a bordo de lujos catamarán a motor.

1. Pikaia Lodge
Dada su ubicación central en el Archipiélago de Galápagos, el Pikaia Lodge ha desarrollado el concepto de “tour diario con base en tierra”, en el que usted pasa las noches en distintos alojamientos de lujo y viaja durante el día por la islas cercanas, para descubrir playas de arena blanca y exótica fauna.

Para su Luna de Miel usted puede elegir cualquier de los “paquetes de exploración” (de 3, 4 o 7 noches), además del “Safari por Mar y Tierra, que tiene una duración de 11 días. Cualquiera de estos le permitirá explorar todo, desde asombrosos túneles de lava hasta juguetones leones marinos, durante su viaje a bordo de este lujoso yate de 30 metros (100 pies), siempre guiado en su experiencia por experimentados guías.

A pesar de la proximidad del lodge a otras islas, usted y su nuevo cónyuge también podrán disfrutar de las prístinas playas de arena blanca cerca del lodge. Además, el Piakia Lodge tiene su propia reserva de tortugas, en donde usted podrá encontrarse cara a cara con las famosas tortugas gigantes Galápagos, a tan solo pocos pasos de su habitación.

2. Athala Motor-Catamaran Galapagos Cruise
Seguramente, en su Luna de Miel, usted querrá evitar las multitudes, pero a la vez disfrutar de una atención personalizada, lo que significa que el catamarán Athala es justo lo que usted necesita para su crucero por las Islas Galápagos.

Este lujoso catamarán, con capacidad para 16 pasajeros, tiene 8 cabinas muy espaciosas –cuatro de ellas con balcones privados- que le harán sentir como si estuviera navegando en su propio yate. Todos los camarotes tienen grandes ventanales y camas matrimoniales, mientras que la cubierta superior del Athala cuenta con un bar y una atractiva área abierta para relajarse o cenar al aire libre. Como pareja, ustedes encontrarán la amplia terraza del Athala, como el sitio ideal para avistar delfines y ballenas, o simplemente para relajarse juntos en el jacuzzi. Como el Athala II es uno de los barcos más rápidos de las islas, ustedes tendrán más tiempo para disfrutar todas las maravillas que Galápagos tiene para ofrecer. Además de las caminatas diarias a los mejores sitios de las islas, usted está invitado a remar en kayaks de dos plazas o bucear con una serie de amigos acuáticos en Galápagos (pingüinos, leones marinos y otros),o simplemente estirarse juntos en la playa.

LA AMAZONIA ECUATORIANA

Visitar una eco-comunidad de la selva es una experiencia fascinante. Para los recién casados que quieren experimentarlo –pero sin ninguno de los inconvenientes- existe un puñado de lodges amazónicos proporcionan instalaciones y servicios de alta calidad, que se enfocan en el confort absoluto de los huéspedes. Dos de los lodges que sugerimos son de “fácil acceso”, el Hamadryade Lodge, y el otro, un poco más remoto: Napo Wildlife Center.

3. Hamadryade Lodge


Este lodge, de propiedad y administración francesa, ofrece la excelente oportunidad de combinar una experiencia amazónica, sin renunciar al lujo y estilo. Situado a solo 3- ½ de Quito, capital de Ecuador, es el lugar perfecto para que una pareja viva una aventura en el corazón de la selva, a la vez que disfruta de los placeres de un exclusivo lodge privados, con espaciosos bungalows.

Aunque está ubicado en el bosque amazónico, el ecosistema de este lodge es muy diferente a los de las regiones de la cuenca inferior, ya que el clima permanece agradable todo el año, con 75°F de promedio.

Las amplias duchas de los bungalows tienen piedras naturales, además de grandes ventanales con hermosas vistas. La ropa de cama italiana y los lujosos baños contribuyen al perfecto balance entre confort y aventura. En esta aventura se encuentran oportunidades únicas para descubrir el bosque amazónico a través de muchas actividades –desde caminatas debajo del dosal primario y secundario- tours especializados (ornitología, etimología, y otros) y visitas a las comunidades Kichwa y Waorani, además de caminatas cortas para descubrir las lagunas y cascadas de la jungla, caminatas nocturnas para observa la fauna, viajes en canoa, kayak, rafting y tubing. Después de un largo día de rafting o exploración de las cuevas o cascadas cercanas, la cena en el lodge a la luz de las velas, se siente como cenar en un lujoso restaurant, pero en medio de la selva más famosa del mundo. Y para aquellos que requieren una relajación más profunda, existe una cabaña de masajes en el lugar.

4. Napo Wildlife Center


El único lodge ubicado en el majestuoso río Napo se encuentra dentro del Parque Nacional Yasuní (en el noreste del Ecuador). Se trata del Napo Wildlife Lodge, un ecolodge ubicado junto al lago y premiado, que pertenece a la comunidad indígena local de Añangu Kichwa. Construido de acuerdo a los principios de arquitectura tradicional –pero con todas las ventajas modernas- el Napo Wildlife Center Lodge cuenta con 18 lujosos bungalows con techo de paja. Cada uno de ellos tiene baño privado, mosquiteros, y vistas al lago y al bosque. Las áreas sociales del lodge incluyen un amplio restaurante al aire libre, una sala de lectura y bar muy bien provisto. Hay incluso conexión a Internet, lo que es destacable si se tiene en cuenta la ubicación del lodge. Además, hay dos torres de observación: una de 15 metros (50 pies) y otra de 36 metros (120 pies), construidas con acero inoxidable. Ambas permiten a los viajeros observar la vida silvestre desde arriba.
LOS ANDES ECUATORIANOS

Para las parejas románticas y aventureras, no faltan los desafíos en los Andes ecuatorianos. Trekking, cabalgatas, montañismo, rafting, avistamiento de pájaros y otras incontables actividades pueden compartirse en una de las regiones más hermosas de Sudamérica, Excursionismo, cabalgatas, montañismo, rafting, avistamiento de aves y otras incontables actividades, pueden ser compartidas en una de las regiones más hermosas de Sudamérica.

Las dos experiencias que recomendamos son Hacienda Rumiloma (ubicada sobre Quito, a una altitud de 2 millas sobre el nivel del mar), y San Agustín de Callo (una hacienda de trabajo, localizada al pie del volcán activo más grande del mundo).

5. Hacienda Rumiloma
Situada en una finca de 100 acres, en el bosque nublado andino, sobre las faldas del volcán Pichincha, y de cara a la ciudad de Quito, la Hacienda Rumiloma es conocida por su hermosa fusión de la tradición ecuatoriana con un sofisticado sabor internacional –cualidades encarnadas en todo: desde su menú hasta su interior ecléctico, la personalidad de sus propietarios y la calidez del personal.

La hacienda cuenta con una serie de cómodas salas de estar, perfectas para relajarse después de un largo día de turismo por el distrito histórico de la capital (a tan solo 10 minutos en taxi), o para disfrutar de una bebida después de la cena, mientras se aprecia las luces de la ciudad, hasta la selva amazónica más allá.

Usted puede escoger entre las siete (7) espectaculares suites de Rumiloma, cada una de ellas con una mezcla única de antigüedades, obras de arte y artesanías de los rincones más lejanos del Ecuador. Los baños son impresionantes, pues poseen bañeras antiguas y lavabos de bronce pintados a mano. Todas las suites tienen camas grandes, salas de estar, jardines interiores y/o terrazas, y, por supuesto, las mejores vistas de Quito. La hacienda Rumiloma está rodeada por 100 acres de tierra con senderos para caminatas, flora y animales locales. El edificio principal alberga un excelente restaurante, que combina cocina fusión de estilo casero. Un comedor privado de lujo está listo para atender hasta a 16 personas. La planta inferior ha sido convertida en un pub irlandés/ecuatoriano, que se completa con una chimenea, mientras que la bodega posee más de 200 botellas de las más fina selección de vinos argentinos, españoles, chilenos e italianos.

6. Hacienda San Agustín de Callo
A tan solo una hora de Quito, cerca de la entrada del Parque Nacional Cotopaxi, la Hacienda San Agustín del Callo se encuentra dentro de su propia casa de campo y fue construida sobre lo que fuera un templo Inca. ¿En qué otro lugar pueden unos recién casados cenar entre paredes de un templo Inca, junto a los nichos que contienen estatuas de sus dioses ancestrales? De hecho, esta hacienda es el punto más lejano al norte del Cusco (Perú), que tiene una construcción al estilo del Imperio Inca. En el edificio principal (Casa Inca) está el comedor y el salón que mira hacia un precioso jardín. Las habitaciones están localizadas alrededor del patio o en pabellones separados, cercanos. Además, hay una pequeña y encantadora capilla donde se celebran bodas.

En un día claro, en este lugar, parece como si se pudiera estirar la mano y tocar el volcán Cotopaxi, de lo cerca que se ve.

Además, un vehículo los puede llevar hasta el campo base del Cotopaxi, situado a 4 800 metros (15 700 pies) sobre el nivel del mar. Allí se puede iniciar un recorrido de ciclismo de montaña, que termina en la entrada del parque. Igualmente, la hacienda está rodeada de páramo, ideal para caminatas. Tours de excursiones guiadas pueden organizarse con guías profesionales que lo llevarán por el ascenso de la parte sur del Cotopaxi. Del mismo modo, otra de las actividades que se ofrecen es montar a caballo, apta para principiantes, así como para jinetes experimentados, y cerca usted puede encontrar románticas plantaciones de rosas, que pueden ser visitadas a pie o en bicicleta.


Dicho todo esto, nuestra sugerencia es que escoja un operador de viajes reputada, que sea capaz de personalizar sus viajes, de manera que usted experimente un viaje inolvidable de Luna de Miel en el Ecuador continental o en las Galápagos.