Etiqueta: Galápagos

Ocho consejos para unas vacaciones inolvidables en las Islas Galápagos

Ocho consejos para unas vacaciones inolvidables en las Islas Galápagos

Un tour a las Islas Galápagos es un sueño que muchas personas han escrito en su lista de “cosas que hacer antes de morir”. Al no ser un viaje barato, se convierte, para la mayoría, en una experiencia de una sola vez en la vida. Por ello es recomendable planificar cada detalle del antes-durante y después, para que no queden cabos sueltos y todo salga a la perfección.
Hay muchos consejos posibles a la hora de organizar su aventura por las Islas Encantadas, pero aquí le presentamos una lista de 8 aspectos básicos que le ayudarán para planificar mejor su tour, y disfrutar más su estancia.

1.- ¡Planeando su vuelo!
Todos los vuelos a las Islas Galápagos salen desde el Ecuador continental, desde Quito o Guayaquil. No existen vuelos internacionales directos al archipiélago, por eso es importante que usted realice una pequeña investigación sobre las aerolíneas que viajan a Ecuador y que consulte con su operador turístico a la hora de coordinar su vuelo a Galápagos, tomando en cuenta que en las Islas existen dos aeropuertos importantes: en la Isla San Cristóbal y en la Isla Baltra.

Si su plan es quedarse pocos días en el archipiélago, es recomendable que llegue a Baltra, pues se encuentra frente a la isla Santa Cruz, que es la más concurrida y la más central. La distancia desde Santa Cruz hasta el resto de islas habitadas (San Cristóbal, Isabela y Floreana) es de cuatro horas aproximadamente. En cambio, si llega a San Cristóbal y quiere visitar Isabela o Floreana necesariamente tendrá que pasar por Santa Cruz, lo que aumenta el tiempo de viaje. Otra buena opción es llegar al aeropuerto de San Cristóbal y salir del de Baltra (o viceversa).

Dependiendo de cuál sea su punto de partida, los vuelos a Galápagos salen desde Quito y Guayaquil. Toma más o menos media hora llegar de Quito hasta Guayaquil, y más o menos una hora y media desde Guayaquil hasta las islas.

2.- ¿QUÉ LLEVAR?

Ropa:
Para viajar a las Galápagos tome en cuenta que las aerolíneas solo admiten una pieza de hasta 20 kg y equipaje de mano de hasta 8 kg. Sin embargo, recuerde que en Galápagos deberá transportarse en barcos y puede ser muy incómodo llevar una maleta pesada.

El primer consejo que le damos es que lleve ropa liviana a su viaje. Pantalones cortos y camisetas cómodas, de manga corta son las prendas ideales para las excursiones y paseos por las islas. Es muy importante que no olvide un sombrero o gorra y un par de gafas de sol. El bloqueador solar completará su equipo de protección, pues recuerde que está en la línea equinoccial y el sol pega directamente. En algunos cruceros, usted puede necesitar algunas prendas un poco más formales, aunque también livianas y frescas, para la tarde o la hora de la cena. Pero eso es algo que queda a su elección, porque no hay un código de vestimenta en los barcos. No olvide tampoco que, para llegar a las Islas Galápagos, usted pasará por Quito o Guayaquil. Para la primera, necesitará ropa un poco más abrigada: puede ser un saco ligero o impermeable, que le servirá también si alguna tarde o noche sopla el viento en las islas.

Calzado y traje de baño
Unas sandalias con correas (conocidas como Teva-style) son recomendables para las distintas actividades que usted realizará en un tour por las islas. Este tipo de calzado será perfecto para el suelo, las excursiones por tierras volcánicas, el agua, etc. Puede también llevar unos zapatos tenis, por si quiere alternar.

Necesitará también uno o dos trajes de baño (dependiendo del número de días que dure su tour). Si usted tiene su propio equipo de buceo y prefiere llevarlo, está muy bien. Pero si no, siempre podrá alquilarlo en las islas, o las embarcaciones de lo suministrarán. También puede comprar o alquilar uno en las tiendas de Quito.

Cámara de fotos y accesorios
Las Islas Galápagos son el lugar ideal para ver de cerca –e interactuar, en algunos casos- con especies únicas, que solo podrá ver en este lugar. Los paisajes volcánicos, la inmensidad del mar de aguas cristalinas, los atardeceres desde la cubierta de su barco: todo serán oportunidades únicas para sacar hermosas fotografías. Por eso, no olvide portar una cámara de fotos (mejor si es una con gran angular) o de video, cuyo funcionamiento usted ya conozca, para evitar problemas. Tampoco olvide el respectivo cargador.

Medicinas
Si usted toma algún tipo de medicación específica, es mejor que la lleve consigo porque será difícil que encuentre algunas prescripciones en las islas. Por lo demás, todos los barcos tienen lo básico para primeros auxilios.

Documentos
Si es extranjero, usted deberá llevar siempre consigo el pasaporte o una copia. Los nacionales de los países de la Comunidad Andina (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) pueden movilizarse solo con su documento de identidad. Para entrar en las islas deberá adquirir la tarjeta de control ($20) en el aeropuerto de Quito o de Guayaquil. Deberá llevar esta tarjeta durante todo el viaje.
Además, al entrar en las Galápagos deberá pagar la entrada al Parque Nacional. ($100 para adultos y $ 50 para niños menores de 12 años).

3.- ¿CUÁNDO VIAJAR?
Las Islas Galápagos se caracterizan por tener un clima agradable todo el año. No obstante, hay ligeras variaciones que deben tomarse en cuenta. Por ejemplo, desde junio hasta diciembre –período conocido como “temporada seca”- llega hasta el norte de Galápagos, arrastrada por los vientos del sur, la corriente fría de Humboldt. Debido a su presencia, las aguas son más frías y. aunque los días son soleados, por las tardes una capa de niebla se puede ver sobre las islas. E esta época, los mamíferos y las aves de tierra está muy activos y los visitantes pueden observar los rituales de cortejo de muchas especiales.

En cambio, el periodo comprendido entre diciembre y mayo es conocido como “temporada caliente”. En estos meses, el clima se vuelve más tropical, con muchas lluvias. La temperatura del mar se calienta y eso resulta agradable para quienes gustan de nadar o hacer buceo.

Pese a esta estabilidad relativa del clima, hay algunas cosas que tomar en cuenta para escoger la fecha del viaje. Los meses de abril y mayo, así como septiembre y octubre son considerados por la mayoría de operadores como “temporada baja”. En estos meses, hay menos flujos turísticos y se pueden conseguir mejores precios, siempre haciendo las reservas con mucha anticipación.

4.- Hoteles y cruceros


Las islas Galápagos cuentan con una amplia variedad de hospedajes, desde hostales económicas hasta hoteles de lujo. La mayoría de sitios de hospedaje incluyen en la tarifa el desayuno, que suele ser variado. Como la demanda de hospedaje en las islas habitadas es alto, procure buscar con anticipación un lugar donde hospedarse y asegúrese de reservar una habitación. También puede optar por un viaje en crucero que es una opción excelente para recorrer varias islas en poco tiempo y, además, no tendrá que preocuparse por el hospedaje ni por la comida, solo de disfrutar de las islas.

5.- Transporte entre islas
Al viajar a las Galápagos, la mejor manera de transportarse entre las islas habitadas es mediante los barcos pequeños (conocidos como ‘fibras’) que salen todos los días. La mayoría de barcos salen en la madrugada, cuando el mar está más tranquilo. Cuando viaje en estos barcos, procure tomar alguna pastilla contra el mareo, pues en muchas ocasiones el oleaje es fuerte y, si no está acostumbrado a pasar varias horas en el mar, lo puede pasar muy mal.

Si quiere ahorrarse el viaje en barco, que suele durar cuatro horas entre las islas, puede tomar una avioneta. La empresa EMETEBE da este servicio en las Galápagos. También tiene la opción de tomar un crucero, que lo llevará a conocer incluso aquellas islas poco visitadas por los turistas.

6.- ¡La hora de comer!
Las islas cuentan con amplia oferta de restaurantes, especialmente de comida costeña y comida rápida. La mayoría de hoteles disponen de restaurantes o comedores para sus huéspedes. Además, es posible encontrar tiendas donde puede comprar una variedad de alimentos. Tome en cuenta que la comida en las Galápagos es un poco más cara que en el continente, pero los precios no aumentan mucho. Si sale en una expedición que dura varias horas, las agencias brindan el servicio de box lunch, que consiste en un almuerzo ligero y generalmente frío, pero suficiente. Si emprende una excursión por su cuenta, puede llevar algo ligero para comer, pero no olvide llevar también una bolsa para la basura.

7.- Bancos y cajeros automáticos
La moneda oficial en Ecuador es el dólar americano. Aunque en los aeropuertos y en las islas usted podrá cambiar dinero, es mejor que lleve consigo una cantidad de dólares que le permitan hacer alguna compra urgente.

Solo San Cristóbal y Santa Cruz cuentan con servicio de bancos y cajeros automáticos, por eso, si visita Floreana o Isabela lleve dinero en efectivo. Si bien en la mayoría de lugares se acepta tarjeta de crédito, procure llevar efectivo para evitarse inconvenientes. Procure tener con usted billetes de hasta 20 dólares, pues los billetes de mayor denominación no son aceptados en algunos lugares.

8.- Guías y buceo


La mayoría de las excursiones en las Islas Galápagos deben realizarse con un guía naturalista certificado y esto es especialmente importante pues el 98 por ciento de la superficie del archipiélago forma parte del Parque Nacional Galápagos. De hecho, esta es la institución que coordina con los operadores turísticos las visitas a Galápagos. Para cada visita hay senderos marcados que deben ser respetados por los turistas. Pero esto no impide que puedan ver de cerca muchas especies e incluso, en algunos casos, interactuar con ella. Iguanas, garzas, tortugas gigantes, todo tipo de aves, leones marinos y lagartos de lava… son algunas de estas criaturas.

¿Cuándo viajar a las Islas Galápagos?

¿Cuándo viajar a las Islas Galápagos?

Localizadas en medio del Océano Pacífico, y bendecidas por su ubicación en el ecuador, las Islas Galápagos gozan de un muy buen clima todo el año. Así que, en realidad, no existe una “mejor época” para viajar a este paraíso, pues cada mes tiene sus pros y sus contras. Todo depende de lo que usted considere como las vacaciones ideales. Aquí presentamos algunos de los factores que puede tomar en cuenta a la hora de decidir cuándo viajar a las Islas Galápagos.

TEMPORADA ALTA VS. TEMPORADA BAJA
La temporada alta de turismo en Galápagos tiende a coincidir con los meses de vacaciones alrededor del mundo. Estos van desde la mitad de diciembre (vacaciones de Navidad) a enero, y de junio a agosto (vacaciones de verano), en Europa y Estados Unidos.

Durante la temporada alta, la disponibilidad de todos los servicios en las islas se extiende hasta el límite. La administración del Parque Nacional Galápagos establece un número de turistas que pueden visitar las islas; sin embargo la afluencia de turistas en la temporada alta puede ser muy grande, haciendo que los hoteles y las cubiertas de los barcos estén realmente concurridos. De la misma manera, los vuelos están particularmente llenos en estas épocas y, por supuesto, los precios de los cruceros y los alojamientos son más altos. Durante las temporadas altas, es casi imposible encontrar ofertas de último minuto y si de milagro encuentra una, es probable que usted deba aceptar viajar en algún barco que no sea su primera elección.

La temporada baja corresponde a los meses de primavera (mayo a junio) y de otoño (septiembre y octubre). En estos períodos, el turismo decae substancialmente y muchos cruceros reducen sus precios para atraer a más pasajeros.

RECOMENDACIONES PARA LA TEMPORADA DE TURISMO
Si usted está planeando una escapada a Galápagos durante los meses más populares de vacaciones, debe reservar su viaje con seis meses de anticipación a la fecha en que desea viajar (o antes). Los cruceros de Navidad, por ejemplo, se reservan con un año de antelación.

Otra alternativa es tomar sus vacaciones durante la temporada baja. En ese caso, hay un par de factores que debería tener en cuenta. En esta época del año es posible que usted se sienta algo aislado o solo, pues las playas estarán desoladas. Como ventaja, la disponibilidad en los hoteles no será un problema en esas fechas. Tenga en cuenta que las condiciones del mar son las peores en esa temporada, lo que aumenta las posibilidades de que los viajeros sufran mareos o malestares por el movimiento del barco. Además, debido a estas aguas agitadas, muchos operadores de cruceros ponen sus botes en puertos secos para realizarles mantenimiento. Así que piénselo dos veces antes de comprar una oferta de “última hora”, solo porque se trate de temporada baja.

EL CLIMA EN LAS ISLAS GALÁPAGOS
Otro factor que puede influir en su decisión de la fecha para visitar las Islas Galápagos es el clima. Debido a que las Galápagos se encuentran justo en la línea ecuatorial, el aire y la temperatura no varían mucho, aunque las corrientes marinas sí influyen en la temperatura del aire y del agua, las condiciones del mar y la lluvia en las islas. Generalmente, el clima de las Galápagos se divide en dos estaciones: la cálida y lluviosa (desde enero hasta mayo o junio), y la fría y seca (desde junio o julio a diciembre).

Durante la estación cálida húmeda, las temperaturas alcanzan los 86°F (30°C), con días cálidos interrumpidos por cortas pero pesadas nubosidades. El mar está cálido, 68°F a 77°F (20°C a 25°C), y relativamente calmado.

CONSIDERACIONES CLIMÁTICAS
El clima más cálido y las aguas más tranquilas de la estación lluviosa hacen que estos sean los mejores meses para viajar a las Islas Galápagos, en caso de que usted quiera incluir actividades de buceo y snorkel en su agenda. La parte negativa es que no hay tantos peces y aves como se pueden ver en las épocas más frías del año.

Las aguas más calmadas de la temporada cálida y húmeda también reducen las posibilidades de marearse o sentir malestares durante un crucero. Pero tenga en cuenta que esta es la época de las calmas ecuatoriales y usualmente no hay mucho viento para navegar. En cualquier caso, todos los yates de vela son operador a motor, la mayor parte del tiempo, y los buques de cruceros son tan rápidos como la mayoría de yates a motor.

Durante la temporada fría, de junio a noviembre, llega desde el extremo sur de América del Sur, trayendo el clima frío y las aguas ricas en plancton, que atraen peces. Es demasiado frío para hacer snorkel, pero según los buzos expertos, es también el mejor clima para observar una gran variedad de vida submarina… si usted es tan valiente como para sumergirse en el agua fría.

Alrededor de los 72°F (22°C), la estación seca y fría es más cómoda para hacer trekking y para explorar las islas de origen volcánico, incluyendo las fascinantes corrientes de lava y otras formaciones geológicas. Aunque los días son mayormente grises y nublados, generalmente no llueve en la costa. En la parte alta, sin embargo, la garúa y la niebla sostienen una humedad constante.

VIDA SILVESTRE
La vida silvestre es la principal atracción para la mayoría de visitantes de las islas y su observación está garantizada, independientemente de la época en que usted elija viajar al archipiélago. La mayoría de especies animales pasan todo el año en las Galápagos y no emigran. Eso incluye a los diminutos pingüinos de Galápagos, las tortugas gigantes, los cormoranes, las iguanas marinas y terrestres. Los halcones de Galápagos, los lobos marinos, los leones marinos de California (con la única excepción de los albatros ondulados, que viajan a las islas en verano).

Lo que sí cambia según la estación son los comportamientos de los animales (su apareamiento, alimentación, abundancia de agua, etc). Así que es una buena idea mirar el calendario de la actividad de la vida silvestre en Galápagos para saber de qué podrá ver en cada mes. Igualmente, hay cierta variación en los tipos de animales que usted podrá encontrar en las distintas islas del archipiélago. Por lo tanto, si usted está interesado en ver algún tipo específico de animales o pájaros, hable con el operador de su tour a Galápagos, para diseñar su tour a Galápagos.

¡BUEN VIAJE!

Una vez más, la mejor sugerencia es planear qué hacer, cuándo viajar, y hacer su reserva con anticipación.

7 cruceros de lujo en las Islas Galápagos

7 cruceros de lujo en las Islas Galápagos

Es fácil comprender por qué las Islas Galápagos están en la lista de lugares a visitar por la mayoría de los viajeros más experimentados del mundo. Hay muchas reseñas, artículos y fotos que usted puede ver, pero en verdad, nada puede prepararlo para la visitas a esta exótica obra de la Madre Naturaleza.

Algunos viajeros prefieren vivir esta aventura con un itinerario con base en tierra, alojándose en hoteles. Otros eligen explorar las Islas Galápagos en un crucero, a bordo de un lujoso yate, catamarán, un velero o un barco más grande.

Sin embargo, es claro que nadie llega hasta las Galápagos solo para acostarse en una cubierta o bucear durante todo el día. La gente va a explorar, y en nuestros cruceros por Galápagos, diseñamos excursiones que lo llevarán a la mayor diversidad de sitios posible. Los programas incluyen senderismo a través de antiguos caminos de lava, en donde encontrará reptiles prehistóricos como las tortugas gigantes de Galápagos, iguanas marinas y terrestres endémicas, exóticas aves como el piquero de patas azules, los pingüinos de Galápagos, los cormoranes y los albatros, por solo mencionar unos pocos.

Al tiempo que se maravilla con la diversidad de la vida marina y terrestre de estas islas paradisíacas, usted podrá disfrutar del máximo confort, estilo, servicio y seguridad, a bordo de un barco de lujo. Hemos seleccionado siete de los mejores “hoteles boutiques flotantes”, que lo mimarán con todo tipo de lujos: desde Jacuzzis, hasta balcones privados, así como espaciosas cabinas con las comodidades de la ciudad.

1. Ocean Spray
Uno de los barcos más nuevos y lujosos que opera en las Islas Galápagos, el Galápagos Ocean Spray se define como un “mega” catamarán. Al estar equipado con grandes camarotes y una enorme terraza con jacuzzi, no es difícil entender por qué de esa categorización.

La gran amplitud del diseño del barco, que se disfruta también en cabinas y áreas comunes, se complementa con la estabilidad y velocidad que solo los catamaranes pueden ofrecer. Esas dos características, sumadas a su comodidad, hacen del Ocean Spray la elección perfecta para un crucero en las Islas Galápagos.

Construido en 2011, el ultra moderno yate de 16 pasajeros tiene tres cubiertas y un total de nueve (9) elegantes y espaciosas cabinas dobles, todas con baño privado y balcones. Cada cabina cuenta con control de temperatura individual, baño privado y un amplio espacio para guardar el equipaje. De hecho, el Ocean Spray tiene las cabinas más grandes de los yates pequeños que navegan por las Galápagos. Sus cabinas dobles miden al menos 284 pies cuadrados.

Una tripulación amigable y experimentada, un menú de primera clase con cocina ecuatoriana e internacional, y mucho estilo, hacen del Galápagos Océano Spray un gran crucero para su viaje a Galápagos.

El Galápagos Ocean Spray está equipado con dos bares, un amplio solárium, un jacuzzi, un cómodo salón, comedor al aire libre y al interior. Con todas estas comodidades, los huéspedes encontrarán difícil no relajarse y disfrutar del ambiente exclusivo de este lujoso catamarán.

La tripulación está compuesta de 10 miembros, más un guía naturalista certificado que garantiza los más altos estándares de calidad en el servicio a los clientes. Todo esto garantiza una atención amable y profesional.

El Galápagos Ocean Spray tiene el equipo de navegación y seguridad más avanzado, para seguridad y confort de los huéspedes. El barco cumple con las exigencias de seguridad, nacionales e internacionales, y con todas las regulaciones exigidas a los buques de pasajeros.

El Galápagos Ocean Spray es un lujoso catamarán que garantiza el mejor rendimiento y la comodidad en un crucero a las Islas Galápagos. Ideal para pequeños grupos, familias o parejas.

Un consejo de los conocedores: El Ocean Spray es ideal para parejas, así como para chárteres de grupos

2. La Pinta
Uno de los más modernos yates de lujo que realiza cruceros en las Islas Galápagos, La Pinta tiene una excelente reputación por su servicio de altísima calidad y por la variedad de actividades que ofrece a los amantes de las aventuras al aire libre.

El barco tiene capacidad para 48 pasajeros. Su extensión es de 209 pies (63 metros) y sus alojamientos de lujo son muy populares para grupos familiares, durante todo el año.

La Pinta cuenta con 20 confortables camarotes dobles o con camas gemelas, más cuatro cabinas triples (la tercera persona debe ser menor de 12 años). Todas tienen vistas al océano, baños privados, cajas de seguridad y aire acondicionado controlado de forma individual.

Las cabinas de este barco están entre las más grandes que se pueden encontrar en barcos de crucero en las Islas Galápagos, con ventanales del techo al suelo en todos los camarotes. Además de los camarotes estándar, La Pinta cuenta con cuatro suites extra grandes interconectadas, que son ideales para viajes en familia.

Las espaciosas áreas públicas en cubierta incluyen un bar y un amplio salón, que se pueden utilizar para comer al aire libre; un bar más pequeño también al exterior (el Sky Bar), una cubierta de observación delantera y una trasera, un gimnasio, un Jacuzzi y una sala de lectura y de conferencias, con una biblioteca bien equipada.

A través de las ventanas panorámicas, las áreas sociales permiten un permanente contacto visual con las islas; mientras que las cubiertas exteriores son espacios ideales para la relajación. El barco cuenta también con una cubierta de observación para ver delfines, tiburones y ballenas. En la cubierta principal está el comedor. No se requiere vestimenta formal para entrar. En esa misma cubierta se encuentran el área de recepción, una boutique y un consultorio médico.

Para aprovechar al máximo sus encuentros con la vida silvestre, usted estará acompañado por los guías expertos de La Pinta. Sus excelentes servicios se complementan con la atención en el barco, la excelente comida y mucho confort a bordo. La tripulación comparte el mismo espíritu de aventura, garantizando comodidad y seguridad durante sus vacaciones en las Islas Galápagos.

3. Integrity
Tomar un crucero en este lujoso buque con capacidad para 16 pasajeros, que recorre las Islas Galápagos, es como estar en un magnífico hotel boutique, pero con vistas a un paisaje espectacular siempre cambiante, y a fascinantes animales que se dejan observar cerca de la cubierta.

El Integrity, yate de lujo de 141 pies, fue construido en Estados Unidos en el año 2005. Su diseño presta especial atención a los detalles y se ha mantenido de manera impecable en el tiempo. De hecho, el Integrity se ha ganado la reputación de ser uno de los mejores barcos que navegan por las Islas Galápagos.

El buque a motor Integrity está diseñado para transportar a 16 aventureros, con comodidad, seguridad y estilo. Navega en las aguas de las Islas Galápagos desde abril de 2005.

Con los suites y camarotes más cómodos de cualquier buque que navegue en las “Islas Encantadas”, su estancia a bordo del crucero Integrity será de puro deleite. La decoración es simple y de buen gusto, con piso de madera cosechada por el mismo propietario, tratada y curada especialmente para este yate.

Cada camarote es una cabina de doble alojamiento con asientos cómodos, gran capacidad de almacenamiento, y grandes ventanales (¡no diminutos ojos de buey!). Las temperaturas de las cabinas son regulables y usted tendrá mini refrigerador con agua y aperitivos en su habitación. Los cuartos de baño disponen de baño con ducha, lavabo, inodoro y gabinete de almacenamiento.
La acogedora sala de estar/salón es el lugar perfecto para ver, en una gran pantalla, las fotos que ha tomado durante el día en las Islas Galápagos, así como para leer o escuchar la pequeña conferencia diaria de historia natural dictada por el naturalista a bordo.

En la cocina grande y bien equipada, el chef y su equipo trabajan para satisfacer a los paladares más exigentes. Los menús son variados, bien elaborados y muy saludables. El desayuno es tipo buffet con cereales, zumos, fruta fresca, tostadas, magdalenas, platos calientes y huevos cocidos. Además, hay café recién hecho, una selección de té, leche y chocolate. El almuerzo y la cena a menudo comienzan con una sopa, seguida de ensaladas y un plato de pescado, pollo, carne o mariscos. Siempre hay postre, café y té. Las dietas especiales son preparadas fácilmente, y hay un montón de opciones agradables para los niños.

En cuanto a la nave en sí misma, el Integrity cuenta con tecnología de punta y sistemas anti vibración que garantizan una navegación tranquila durante todo el trayecto. El diseño interior del motor es impecable, mientras que las áreas sociales son amplias y el servicio es uno de los mejores que usted puede encontrar.

Consejo de los conocedores: El Integrity es conocido por sus excelentes itinerarios

4. Origin


El Origin Motor Vessel, bautizado así en honor a la famosa Teoría de las Especies de Charles Darwin, empezó a operar en las Galápagos a inicios de este año (2016). Con capacidad para 20 pasajeros, se trata de uno de los barcos más nuevos, amigables con el medio ambiente y confortables que navegan en las islas.

El barco posee 10 diferentes camarotes dobles de lujo para escoger. En dos de ellos se pueden alojar hasta tres personas. Con un espacio de alrededor de 42 metros cuadrados, cada cabina está llena de comodidades, que incluyen mesas de noche, un amplio armario, una sala de estar, decoración moderna con arte local, toallas y sábanas muy finas, control de temperatura, TV/DVD satelital, soporte para iPOD, caja de seguridad y baño privado. Cada baño tiene agua caliente, instalaciones completas y facilidades como secador de pelo, zapatillas y batas, así como jabón y champú bio-degradables. Su espaciosa cabina se encuentra en la cubierta principal “Beagle”. Posee una ventana panorámica para que pueda apreciar las impresionantes vistas del océano y del archipiélago. Todas las cabinas se limpian dos veces al día y existe servicio de lavandería.

El yate cuenta con extras como un gimnasio equipado con máquinas de cardio, amplias áreas sociales, TV vía satélite y una amplia terraza equipada con bar, barbacoa, salones y hamacas. Además de todo esto, se puede disfrutar de los kayaks, tablas de paddle, trajes de neopreno y equipos de buceo. Hay servicios de masaje disponibles en los charters, por un precio adicional. El buque posee también rincones semiprivados para que usted pueda tener un lugar tranquilo y relajarse. Usted también puede usar cualquiera de las tres áreas de descanso, la sala de lectura, la estación de computadoras y el área social con televisión satelital.

El yate opera dos itinerarios básicos de 8 días: una ruta sur/centro y otra occidente/ norte. En estos viajes, todas las necesidades de los huéspedes son atendidas por dos guías naturalistas expertos, un conserje, una experimentada y bien entrenada tripulación y un capitán, muy calificado. Las guías naturalistas y el capitán contribuirán para que usted viva una semana educativa y apasionante, además de tener un servicio excepcional mientras recorre cada isla.

El Origin Motor Vessel combina un estilo moderno y sofisticado con un alto nivel de confort y servicio. El huésped puede disfrutar de deliciosas comidas al interior o al aire libre (incluyendo especialidades ecuatorianas y peruanas), así como de emocionantes actividades físicas y una dosis de ciencia. Todo, en conjunto, será una experiencia enriquecedora e inolvidable.

5. Petrel
El catamarán de lujo “Petrel”, con capacidad para 16 personas, es una de las naves más nuevas que navegan por las Islas Galápagos. Se trata de una opción de lujo para visitar este mágico archipiélago, y una de las mejores maneras de conocer las Islas Galápagos.

Este crucero de lujo es una de las mejores formas de conocer las Islas Galápagos.

Llamado así en referencia a una de las aves más comunes de las Galápagos, el Petrel es elegante, rápido y silencioso, en el mar. Los huéspedes pueden viajar con comodidad a las diferentes islas, en donde tendrán encuentros con piqueros de patas azules, iguanas, tortugas gigantes, leones marinos y más.

Un catamarán motorizado, el Petrel está diseñado para la comodidad y la estabilidad. Además, está equipado con amplias cabinas con balcón privado, un confortable salón y amplias zonas de descanso.

La enorme terraza cuenta con un jacuzzi, un lugar perfecto para la observación de delfines y ballenas, o simplemente para relajarse y tomar el sol entre una y otra excursión a las islas. Por la noche, no hay mejor lugar para observar las estrellas.

Disfrute de una cena en el elegante restaurante del barco, o al aire libre en la terraza, mientras disfruta de los paisajes de las islas. Pida una bebida en el bar, en el momento de la puesta del sol.

En el Petrel se hace hincapié en la increíble historia natural de las Islas Galápagos, seleccionando a guías naturalistas expertos en biología y ecología, y con excelentes habilidades de lenguaje, que acompañan a los clientes en los tours en tierra.

Consejo de los conocedores: El Petrel es ideal para parejas y pequeños grupos

6. Stella Maris
Presentándose como el “el único yate de lujo de las Islas Galápagos”, el Stella Maris cuenta con las instalaciones y servicios para satisfacer a la clientela más exigente.

El barco tiene capacidad para 14 huéspedes y está disponible para grupos privados, en charters totalmente personalizados, que complementan los itinerarios de los cruceros de 8 días, en los que usted y su grupo explorarán a fondo las islas Galápagos.

Su interior cuenta con una decoración contemporánea limpia y atractiva, con ventanas panorámicas, que permiten la entrada de la luz natural. Instalaciones de lujo, nunca vistas en las Islas Galápagos, son la característica del yate a motor del Stella Maris. Este lujoso yate a motor tiene un total de siete (7) suites: cuatro (4) amplias suites en la cubierta de popa/inferior; dos (2) suites en la cubierta principal frontal, y una (1) suite principal en la segunda cubierta de popa. La suite principal tiene su propio acceso privado que da a un salón al aire libre. Todas las suites disponen de aire acondicionado y de instalaciones privadas de baño. Cada una de estas amplias suites tiene su propio balcón privado.

En la cubierta principal, el yate a motor Stella Maris cuenta con una hermosa escalera central que separa el comedor de lujo de la amplia sala de estar, la misma que cuenta con televisión de entretenimiento.

Estas instalaciones, y una atenta tripulación, contribuyen a que experiencia a bordo del yate Stella Maris sea única. Sin embargo, la deliciosa cocina es lo mejor del viaje. El servicio de comida y bebidas en el yate a motor Stella Maris está disponible las 24 horas del día. Además, el buque cuenta con un completo stock de vinos y licores de excelente calidad. Entre la tripulación se cuentan algunos de los chefs locales más cualificados.

Consejo de los conocedores: El Stella Maris opera solo para charters

7. Silver Galapagos


Para aquellos que buscan un crucero de lujo más grande, con una excelente gama de instalaciones y con servicio personalizado, el Silver Galápagos es la mejor opción.

Uno de los barcos más grandes y lujosos que navegan las islas, el Silver Galápagos tiene capacidad para 132 pasajeros, pero debido a las regulaciones del Parque Nacional, solo lleva 100. Reformado en 2014, el buque cuenta con 50 amplias cabinas exteriores con aire acondicionado, espectaculares vistas al mar, baño privado y pequeñas áreas de descanso.

El Silver Galápagos ofrece una impresionante lista de instalaciones y áreas sociales, incluyendo un jacuzzi, un restaurante de primera clase y una parrilla, un amplio comedor, un elevador electrónico, el Salón Explorador, un piano bar, un gimnasio y una sala de masajes, salón de belleza, una boutique, zona de buceo, una biblioteca y una sala de reuniones y conferencias. Esta sala de información es utilizada por los seis (6) guías naturalistas del buque, que conducen excursiones diarias y ofrecen presentaciones y sesiones de información nocturnas. El objetivo es preparar a los pasajeros para las visitas a las islas, que harán al día siguiente.

El Silver Galápagos ofrece karaoke, observación de las estrellas, terapia de masajes, clases de español e incluso clases de preparación de cócteles: una variedad de opciones para su confort.
Pero además de todos estos lujos, el Silver Galápagos es un buque muy poderoso. Al navegar por las islas a una velocidad de 17 nudos, permite a los pasajeros ver más del archipiélago, en menos tiempo.

Consejo de conocedores: El Silver Galápagos es la opción ideal para quienes buscan mucho espacio, especialmente para familias


Para cualquiera de los yates que usted elija, debe reservar de seis o nueve meses de anticipación, especialmente para los períodos de fiestas como Navidad y Año Nuevo. Esto significa que si usted tiene una fecha específica en mente, para sus vacaciones, debe coordinar con su operador, para reservarla con anticipación y así asegurar la disponibilidad de su crucero.

Diez razones para visitar Galápagos

Diez razones para visitar Galápagos

Las Islas Galápagos están entre los destinos más deseados a visitar por muchos viajeros del mundo. Son conocidas como un destino donde la naturaleza aún se encuentra en un estado puro y poco explorado. Las famosas islas, que el científico inglés Charles Darwin visitó para desarrollar su teoría sobre la evolución de las especies, fueron elegidas como el mejor sitio para explorar, por los lectores de la revista Travel+Leisure, en el concurso WorldBestAwards.

Este es un premio significativo, pues el destino lo elige el público. El 2016 fue el sexto año consecutivo en que el archipiélago de Galápagos obtuvo ese reconocimiento, ubicándose en el puesto siete entre las mejores islas del mundo. Además, en el 2015 fueron declaradas oficialmente el “Mejor Lugar para la Vida Silvestre”, en una encuesta que realizó el diario USA Today.

Aquí les presentamos una lista de 10 razones para enamorarse de las “Islas Encantadas” y elegirlas como destino a explorar en sus próximas vacaciones.

1. Islas Prístinas
Las Islas Galápagos constituyen uno de los Parques Nacionales más valorados e importantes del mundo. No todos lo saben, pero el archipiélago es parte del territorio del Ecuador, país ubicado en Sudamérica, en la línea ecuatorial. Localizadas a 1 000 millas del territorio continental ecuatoriano, las Galápagos están compuestas por 13 islas e islotes volcánicas menores. El archipiélago, formado por antiguos procesos de erupciones volcánicas, es conocido por ser un museo viviente único y uno de los laboratorios de la evolución.

Pese a ser un destino turístico de clase mundial, por encontrarse en un lugar remoto, ha se mantiene prístino. Al caminar por los senderos y playas, usted sentirá que está explorando un mundo diferente al que conocemos, en el que el poder y la generosidad de la naturaleza se manifiestan a cada instante. Solo el 3% del archipiélago es habitado por ecuatorianos que colonizaron estas islas hace alrededor de 150 años, mientras el 97% pertenece al Parque Nacional. Existen áreas para desarrollo del turismo y otras para protección de la vida en su estado natural.

Visitar las Galápagos es como explorar un zoológico natural inmenso, donde se puede observar la vida animal en estado puro, paisajes únicos, volcanes activos, especies endémicas; todo esto rodeado por una reserva marina con las mismas características. La riqueza en flora y fauna del archipiélago es muy diversa, capaz de impresionar hasta el viajero más experimentado.

2. Un laboratorio natural
Las Islas Galápagos son consideradas un verdadero laboratorio natural, por varias razones. Una de ellas es que, al ser islas volcánicas de diferentes edades, muestran claramente los ejemplos de las distintas etapas de formación de la tierra. Allí habitan especies de flora endémicas, incluso plantas pioneras que crecen sobre los campos de lava más jóvenes.

La fauna marina y terrestre también es muy diversa y con alto endemismo. Los animales se han adaptado a los diversos pisos climáticos, y en las islas se puede encontrar especies de climas desérticos, iguanas, lobos marinos jugando en la playa, peces tropicales, aves marinas y terrestres, tortugas gigantes… Una de las especies más representativas es la de los pinzones, aves que sirvieron a Darwin para observar las estrategias de adaptación de las especies y desarrollar su teoría sobre la evolución.

Las Islas Galápagos ofrecen a los visitantes la posibilidad de observar muy de cerca las formas en que ha evolucionado la vida en el planeta.

Existen especies propias de cada isla, y las Galápagos son el mejor lugar para los científicos que quieren conocer la evolución de la vida en la tierra. La Fundación Charles Darwin, y el Parque Nacional Galápagos, con otras fundaciones, llevan a cabo investigaciones científicas en las islas, siempre con el objeto de entender y preservar la naturaleza.

3. Avistamiento de aves
Ecuador ocupa apenas el 1,5% del territorio de América del Sur (270 670 km2), pero es el hogar de alrededor de 1 750 especies de aves. En el país habita el 18% de las casi 9 700 especies de aves reconocidas en el mundo, y más de la mitad del total de las especies que habitan el continente sudamericano.

Las islas Galápagos son un paraíso para los amantes de las aves. En el archipiélago hay 24 especies endémicas, que se pueden observar muy de cerca.

Armados con un par de binoculares, los visitantes pueden observar preciosas aves que no verán en ninguna otra parte del mundo. Fragatas, piqueros de patas azules, pelícanos e incluso pingüinos se pueden apreciar en las islas. Allí habitan más de 10 especies de pinzones de Galápagos, el cormorán no volador, los pingüinos, los albatros, las garzas, tres especies de piqueros, golondrinas y más. Al recorrer las Galápagos, el viajero debe estar muy atento y mirar también los árboles o los cactus, y al cielo, porque seguramente hallará algún ave que nunca antes había visto. Las mejores islas para el avistamiento de aves son Española, Seymour norte y Genovesa, que incluso es conocida como ‘la isla de los pájaros’.

4. Reserva Marina
Es la segunda más grande del mundo y la primera de un país en desarrollo. La Reserva Marina de Galápagos fue creada en 1988 y constituye un área protegida ubicada a 1 000 kilómetros del territorio continental del Ecuador, y a 40 millas náuticas de la línea base de las islas más periféricas. Su extensión es de 133 000 kilómetros cuadrados, de los cuales, alrededor de
70 000 corresponden a aguas interiores del archipiélago. Declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, representa uno de los ecosistemas más ricos y biodiversos del mundo.

Alrededor de un millón de aves marinas de 19 especies; miles de aves costeras, 30 especies de aves migratorias, 20 000 lobos marinos de dos especies, y especies endémicas como la iguana marina, el pingüino, el albatros de Galápagos, el cormorán no volador habitan en esta reserva. Las islas también han servido como refugio de especies marinas en peligro de extinción en otros sitios del mundo como los tiburones. la tortuga verde del Pacífico y las ballenas.
Al sumergirse en la Reserva Marina de Galápagos, usted sentirá que es parte de un inmenso acuario, donde la vida transcurre a un ritmo especial y colorido. Bucear junto a tiburones, ballenas, mantarrayas, tortugas, lobos marinos, iguanas marinas y miles de peces de diversos tamaños y colores es sin duda una experiencia memorable.

5. Paisajes únicos
En las trece islas del archipiélago ecuatoriano, declarado por la Unesco Patrimonio Natural de la Humanidad en 1978, cohabitan todo tipo de especies, en el marco de impresionantes paisajes naturales, coronados por volcanes en erupción.

Imagine recorrer túneles de lava, formados en lo alto de las islas o bajo el mar; nadar en grutas de agua turquesa en donde el sol proyecta extrañas figuras de colores bajo el agua; estar parado en la orilla de uno de los cráteres más grandes del mundo; distinguir a lo lejos una isla mientras navega a bordo de un crucero; maravillarse con los contrastes que forman una playa de arena roja o de arena negra, un paisaje verde y acantilados marrones; mirar cráteres jóvenes que formaron las islas, campos de lava de varias edades, formaciones rocosas en medio del mar; deleitarse con atardeceres impresionantes en playas de arena blanca; ser testigo de la convivencia de especies diversas en un entorno sin igual. Estos son solo algunos de los escenarios que lo sorprenderán al visitar las Islas Galápagos.

6. Playas desiertas
Cada playa de Galápagos es hermosa. Hay playas de arena blanca, en las que caminan con gracias los adorables lobos marinos, o descansan iguanas con apariencia de dinosaurios pequeños. Muchas playas son auténticos oasis, en cuyas aguas se sumergirá como si estuviera en una piscina gigante al aire libre. Además, el clima es muy agradable siempre podrá disfrutar de sol, acompañado por una brisa fresca que le permitirá disfrutar del mar sin sofocarse por el calor.

Algunas de las playas que le recomendamos visitar son:

Tortuga Bay es una playa ubicada al oeste de la ciudad de Puerto Ayora, en la Isla Santa Cruz. Cubierta de hermosa arena blanca, es el hábitat de tortugas marinas, iguanas, pelícanos, gaviotas y flamencos. Llegar a ella toma una hora de caminata desde Puerto Ayora, por un camino señalizado y de fácil recorrido. Es la playa más visitada de Galápagos y un lugar perfecto para nadar, surfear y ver los atardeceres.

Gardner Bay es una playa conocida por la presencia de los juguetones lobos marinos, que se acuestan tranquilamente y toman sol en la arena. Este es un gran lugar para hacer snorkel y también el sitio ideal para admirar peces tropicales de Galápagos, tiburones de aleta blanca y pelícanos.

Playa de las Bachas está localizada al noreste de las costas de la Isla Santa Cruz. Su nombre significa “barcaza”. También es un buen lugar para ver aves migratorias, tortugas marinas y flamencos. Sus aguas cristalinas invitan a bañarse y tomar el sol.

7. Tierras altas de Galápagos
Las tierras altas de las islas Galápagos, cuentan con su magia particular. Allí puede encontrar los cráteres de las islas, muchos ubicados en depresiones volcánicas. En la isla Isabela, por ejemplo, es posible visitar el cráter del volcán Sierra Negra, el segundo cráter en forma de escudo más grande del mundo. También observará lagunas como la de El Junco, en San Cristóbal, o túneles de lava solidificada en Santa Cruz. Desde las tierras altas se puede observar las islas cercanas.

La vegetación de las tierras altas es muy diversa: bosques de palo santo, cactus, escalesias se cuentan entre los árboles más conocidos. Sin embargo, el endemismo es alto y un atractivo más para los estudiosos de la biología y curiosos de la naturaleza.

Estas son algunas de las zonas altas que le recomendamos incluir en su lista de sitios a visitar:

Las tierras altas de San Cristóbal: En la isla San Cristóbal, donde se encuentra la capital de la provincia de Galápagos, Puerto Baquerizo Moreno, encontramos en las tierras altas, a 700 msnm la laguna El Junco. Esta es la laguna agua dulce más grande del archipiélago y tiene una profundidad de 6 metros y un diámetro de 300 metros. Está ubicada en las montañas al sur de la isla. Cuando el día está despejado, la vista de la laguna es espectacular. Aquí pueden apreciarse algunos de los pinzones de Darwin, gaviotas y piqueros. Antes de llegar a esta laguna, puede pasar por La Galapaguera, un centro de crianza de tortugas gigantes, donde se puede apreciar el proceso de crecimiento de las famosas Tortugas de galápagos.

Santa Cruz: En las tierras altas de la isla Santa Cruz hay también muchas cosas que ver. Por ejemplo, se puede visitar los cráteres Gemelos, dos depresiones montañosas rodeadas de una exuberante vegetación de escalesia. Puede encontrar al búho de orejas cortas y a pinzones de Darwin. Cerca de las poblaciones de Santa Rosa y Bellavista, en las tierras altas, existen túneles de lava solidificada que son un gran atractivo. Cerca también está la reserva El Chato, donde se puede ver a las tortugas gigantes en su hábitat natural. El punto más alto de la isla es el cerro Croker o Puntudo, a 860 msnm, donde se encuentran varias especies de aves y bosques de miconia. El paisaje desde las tierras altas de Santa Cruz, cuando el cielo está despejado, es muy bonito y pueden divisarse incluso las islas cercanas.

Tierras altas de la Isla Isabela: La isla Isabela es la más extensa del archipiélago y fue formada por seis volcanes. El volcán Sierra Negra es el más alto de la isla y el de más fácil acceso. Desde el Sierra Negra puede caminar hasta el volcán Chico, que muestra un paisaje muy bonito con sus conos de lava petrificados. En estos volcanes encontrará una exuberante vegetación y una gran variedad de aves. Los otros cuatro volcanes de la isla son de acceso restringido.

8. Clima de las Islas Galápagos
Galápagos tiene buen clima durante todo el año, por lo que puede ser visitado en cualquier época. Entre diciembre a mayo se registra la temporada más cálida. Esta es la época en que el cielo se muestra claro y el sol brilla con fuerza. Pero si usted gusta bucear en lugares increíbles, la mejor época para visitar las Islas Galápagos es de junio a noviembre. Es posible que en estos meses el clima sea un poco frío pero le permitirá bucear con animales grandes que visitan la reserva marina de las islas.

Las dos estaciones climáticas que existen en las Islas Galápagos marcan claramente el inicio y la finalización de la reproducción de muchas especies. Existe una etapa de transición entre la estación caliente y la estación seca (abril a junio), y posteriormente una transición entre la estación seca y la estación caliente (noviembre a enero).

Son seis meses en el año en donde el clima de Galápagos propicia las mezclas de eventos naturales, que suceden al mismo tiempo. Algunas de las cosas que usted podrá ver en estas temporadas de transición son:

  • Las iguanas marinas empiezan a elaborar sus nidos
  • Los piqueros de patas azules inician su cortejo nupcial
  • Las ballenas del norte migran hacia el sur
  • Los lobos marinos marcan sus territorios
  • Las fragatas se aparean, inflando sus buches
  • Llegan corrientes cálidas, ideales para hacer snorkel
  • Los albatros regresan a Isla Española
  • Las aves migratorias del sur viajan al norte

Pero en todas las temporadas del año es posible recorrer las islas y disfrutar de acontecimientos naturales únicos.

9. Surf
Si su afición es el surf en sitios naturales poco explorados, le invitamos a disfrutar de las olas de Galápagos. La isla San Cristóbal cuenta con lugares perfectos para practicar este deporte, como Tongo Reef o Punta Carola, aunque otras islas, como Santa Cruz e Isabela no se quedan atrás.

10. Buceo
Debido a la gran diversidad de especies que se puede observar en la Reserva Marina de Galápagos, el buceo es una de las actividades por las que las islas también son famosas. Existen varios cruceros exclusivos de buceo, que exploran los Islotes de Darwin y Wolf, donde se pueden observar las escuelas más grandes de tiburones martillo, mantas gigantes, tiburones ballena, Mola Mola entre muchas otras, que los amantes de este deporte desean observar. Por supuesto, para bucear en Galápagos es requisito ser un buzo experto en aguas abiertas y contar con más de10 inmersiones, ya que las corrientes son fuertes y el programa incluye de 3-4 inmersiones diarias, incluidas inmersiones nocturnas, para descubrir toda la riqueza submarina. En las islas habitadas existen cursos para aquellos que quieren aprender a bucear.

6 destinos para Lunas de Miel inolvidables en Sudamérica

6 destinos para Lunas de Miel inolvidables en Sudamérica

Su luna de miel es la oportunidad perfecta para que usted y su pareja profundicen sus lazos, en el momento de iniciar su vida juntos. Para ayudarlos a usted y su esposo/a a vivir una experiencia inolvidable en su primera escapada como matrimonio, hemos elaborado una lista de seis (6) de los destinos más memorables, románticos y exóticos para pasar la Luna de Miel en Sudamérica.

Estos son los mejores resorts para Lunas de Miel; lugares llenos de romance, en donde encontrará innumerables maneras de disfrutar el tiempo juntos. Son lugares en los que se puede disfrutar de suites de lujo, viajar en cruceros bañados por el sol, compartir una cena íntima bajo la luz de las velas, así como pasear de la mano por las prístinas playas de arena blanca o disfrutar de detalles para dos, en medio de un rico entorno tropical.

¿Pero dónde están esos destinos? Quizás le sorprenda saber que todos ellos se encuentran en la pequeña nación sudamericana de Ecuador (en sus regiones andinas y amazónicas, así como en las islas Galápagos). Aquí usted podrá descubrir unos destinos románticos incomparables, que quedarán grabados en su memoria para siempre.

!Que comience la luna de miel!

LAS ISLAS GALÁPAGOS

Una luna de miel de fantasía podrá vivirla en las Islas Galápagos, un lugar en el que encontrará brillantes aguas cristalinas llenas de leones marinos curiosos, tierras pintorescas con fauna exótica, y lujosos alojamientos caracterizados por su estilo y absoluto confort. Por eso no sorprende que el archipiélago haya sido recientemente nominado como “Leading Travel Destination” (Destino Líder de Viajes) en Sudamérica, para el 2016, por el World Travel Awards. Para Lunas de Miel en las Islas Galápagos, tenemos dos sugerencias de alojamiento: uno basado en tierra y el otro, a bordo de lujos catamarán a motor.

1. Pikaia Lodge
Dada su ubicación central en el Archipiélago de Galápagos, el Pikaia Lodge ha desarrollado el concepto de “tour diario con base en tierra”, en el que usted pasa las noches en distintos alojamientos de lujo y viaja durante el día por la islas cercanas, para descubrir playas de arena blanca y exótica fauna.

Para su Luna de Miel usted puede elegir cualquier de los “paquetes de exploración” (de 3, 4 o 7 noches), además del “Safari por Mar y Tierra, que tiene una duración de 11 días. Cualquiera de estos le permitirá explorar todo, desde asombrosos túneles de lava hasta juguetones leones marinos, durante su viaje a bordo de este lujoso yate de 30 metros (100 pies), siempre guiado en su experiencia por experimentados guías.

A pesar de la proximidad del lodge a otras islas, usted y su nuevo cónyuge también podrán disfrutar de las prístinas playas de arena blanca cerca del lodge. Además, el Piakia Lodge tiene su propia reserva de tortugas, en donde usted podrá encontrarse cara a cara con las famosas tortugas gigantes Galápagos, a tan solo pocos pasos de su habitación.

2. Athala Motor-Catamaran Galapagos Cruise
Seguramente, en su Luna de Miel, usted querrá evitar las multitudes, pero a la vez disfrutar de una atención personalizada, lo que significa que el catamarán Athala es justo lo que usted necesita para su crucero por las Islas Galápagos.

Este lujoso catamarán, con capacidad para 16 pasajeros, tiene 8 cabinas muy espaciosas –cuatro de ellas con balcones privados- que le harán sentir como si estuviera navegando en su propio yate. Todos los camarotes tienen grandes ventanales y camas matrimoniales, mientras que la cubierta superior del Athala cuenta con un bar y una atractiva área abierta para relajarse o cenar al aire libre. Como pareja, ustedes encontrarán la amplia terraza del Athala, como el sitio ideal para avistar delfines y ballenas, o simplemente para relajarse juntos en el jacuzzi. Como el Athala II es uno de los barcos más rápidos de las islas, ustedes tendrán más tiempo para disfrutar todas las maravillas que Galápagos tiene para ofrecer. Además de las caminatas diarias a los mejores sitios de las islas, usted está invitado a remar en kayaks de dos plazas o bucear con una serie de amigos acuáticos en Galápagos (pingüinos, leones marinos y otros),o simplemente estirarse juntos en la playa.

LA AMAZONIA ECUATORIANA

Visitar una eco-comunidad de la selva es una experiencia fascinante. Para los recién casados que quieren experimentarlo –pero sin ninguno de los inconvenientes- existe un puñado de lodges amazónicos proporcionan instalaciones y servicios de alta calidad, que se enfocan en el confort absoluto de los huéspedes. Dos de los lodges que sugerimos son de “fácil acceso”, el Hamadryade Lodge, y el otro, un poco más remoto: Napo Wildlife Center.

3. Hamadryade Lodge


Este lodge, de propiedad y administración francesa, ofrece la excelente oportunidad de combinar una experiencia amazónica, sin renunciar al lujo y estilo. Situado a solo 3- ½ de Quito, capital de Ecuador, es el lugar perfecto para que una pareja viva una aventura en el corazón de la selva, a la vez que disfruta de los placeres de un exclusivo lodge privados, con espaciosos bungalows.

Aunque está ubicado en el bosque amazónico, el ecosistema de este lodge es muy diferente a los de las regiones de la cuenca inferior, ya que el clima permanece agradable todo el año, con 75°F de promedio.

Las amplias duchas de los bungalows tienen piedras naturales, además de grandes ventanales con hermosas vistas. La ropa de cama italiana y los lujosos baños contribuyen al perfecto balance entre confort y aventura. En esta aventura se encuentran oportunidades únicas para descubrir el bosque amazónico a través de muchas actividades –desde caminatas debajo del dosal primario y secundario- tours especializados (ornitología, etimología, y otros) y visitas a las comunidades Kichwa y Waorani, además de caminatas cortas para descubrir las lagunas y cascadas de la jungla, caminatas nocturnas para observa la fauna, viajes en canoa, kayak, rafting y tubing. Después de un largo día de rafting o exploración de las cuevas o cascadas cercanas, la cena en el lodge a la luz de las velas, se siente como cenar en un lujoso restaurant, pero en medio de la selva más famosa del mundo. Y para aquellos que requieren una relajación más profunda, existe una cabaña de masajes en el lugar.

4. Napo Wildlife Center


El único lodge ubicado en el majestuoso río Napo se encuentra dentro del Parque Nacional Yasuní (en el noreste del Ecuador). Se trata del Napo Wildlife Lodge, un ecolodge ubicado junto al lago y premiado, que pertenece a la comunidad indígena local de Añangu Kichwa. Construido de acuerdo a los principios de arquitectura tradicional –pero con todas las ventajas modernas- el Napo Wildlife Center Lodge cuenta con 18 lujosos bungalows con techo de paja. Cada uno de ellos tiene baño privado, mosquiteros, y vistas al lago y al bosque. Las áreas sociales del lodge incluyen un amplio restaurante al aire libre, una sala de lectura y bar muy bien provisto. Hay incluso conexión a Internet, lo que es destacable si se tiene en cuenta la ubicación del lodge. Además, hay dos torres de observación: una de 15 metros (50 pies) y otra de 36 metros (120 pies), construidas con acero inoxidable. Ambas permiten a los viajeros observar la vida silvestre desde arriba.
LOS ANDES ECUATORIANOS

Para las parejas románticas y aventureras, no faltan los desafíos en los Andes ecuatorianos. Trekking, cabalgatas, montañismo, rafting, avistamiento de pájaros y otras incontables actividades pueden compartirse en una de las regiones más hermosas de Sudamérica, Excursionismo, cabalgatas, montañismo, rafting, avistamiento de aves y otras incontables actividades, pueden ser compartidas en una de las regiones más hermosas de Sudamérica.

Las dos experiencias que recomendamos son Hacienda Rumiloma (ubicada sobre Quito, a una altitud de 2 millas sobre el nivel del mar), y San Agustín de Callo (una hacienda de trabajo, localizada al pie del volcán activo más grande del mundo).

5. Hacienda Rumiloma
Situada en una finca de 100 acres, en el bosque nublado andino, sobre las faldas del volcán Pichincha, y de cara a la ciudad de Quito, la Hacienda Rumiloma es conocida por su hermosa fusión de la tradición ecuatoriana con un sofisticado sabor internacional –cualidades encarnadas en todo: desde su menú hasta su interior ecléctico, la personalidad de sus propietarios y la calidez del personal.

La hacienda cuenta con una serie de cómodas salas de estar, perfectas para relajarse después de un largo día de turismo por el distrito histórico de la capital (a tan solo 10 minutos en taxi), o para disfrutar de una bebida después de la cena, mientras se aprecia las luces de la ciudad, hasta la selva amazónica más allá.

Usted puede escoger entre las siete (7) espectaculares suites de Rumiloma, cada una de ellas con una mezcla única de antigüedades, obras de arte y artesanías de los rincones más lejanos del Ecuador. Los baños son impresionantes, pues poseen bañeras antiguas y lavabos de bronce pintados a mano. Todas las suites tienen camas grandes, salas de estar, jardines interiores y/o terrazas, y, por supuesto, las mejores vistas de Quito. La hacienda Rumiloma está rodeada por 100 acres de tierra con senderos para caminatas, flora y animales locales. El edificio principal alberga un excelente restaurante, que combina cocina fusión de estilo casero. Un comedor privado de lujo está listo para atender hasta a 16 personas. La planta inferior ha sido convertida en un pub irlandés/ecuatoriano, que se completa con una chimenea, mientras que la bodega posee más de 200 botellas de las más fina selección de vinos argentinos, españoles, chilenos e italianos.

6. Hacienda San Agustín de Callo
A tan solo una hora de Quito, cerca de la entrada del Parque Nacional Cotopaxi, la Hacienda San Agustín del Callo se encuentra dentro de su propia casa de campo y fue construida sobre lo que fuera un templo Inca. ¿En qué otro lugar pueden unos recién casados cenar entre paredes de un templo Inca, junto a los nichos que contienen estatuas de sus dioses ancestrales? De hecho, esta hacienda es el punto más lejano al norte del Cusco (Perú), que tiene una construcción al estilo del Imperio Inca. En el edificio principal (Casa Inca) está el comedor y el salón que mira hacia un precioso jardín. Las habitaciones están localizadas alrededor del patio o en pabellones separados, cercanos. Además, hay una pequeña y encantadora capilla donde se celebran bodas.

En un día claro, en este lugar, parece como si se pudiera estirar la mano y tocar el volcán Cotopaxi, de lo cerca que se ve.

Además, un vehículo los puede llevar hasta el campo base del Cotopaxi, situado a 4 800 metros (15 700 pies) sobre el nivel del mar. Allí se puede iniciar un recorrido de ciclismo de montaña, que termina en la entrada del parque. Igualmente, la hacienda está rodeada de páramo, ideal para caminatas. Tours de excursiones guiadas pueden organizarse con guías profesionales que lo llevarán por el ascenso de la parte sur del Cotopaxi. Del mismo modo, otra de las actividades que se ofrecen es montar a caballo, apta para principiantes, así como para jinetes experimentados, y cerca usted puede encontrar románticas plantaciones de rosas, que pueden ser visitadas a pie o en bicicleta.


Dicho todo esto, nuestra sugerencia es que escoja un operador de viajes reputada, que sea capaz de personalizar sus viajes, de manera que usted experimente un viaje inolvidable de Luna de Miel en el Ecuador continental o en las Galápagos.